miércoles, 25 de noviembre de 2009

SUDOKU Y CUPIDO


U



n pequeño Cupido se esforzaba en resolver un complicado sudoku. Era uno catalogado con 5 asteriscos, el diabólico, todo un reto.
La aparición de una pareja que buscaba incansable un lugar apartado le quitó la concentración.
Protestando por la interrupción cogió el arco y las flechas y disparó para acabar rápido y continuar con el problema.
Con las prisas no atinó bien con el blanco.
El amanecer descubrió un joven abrazado a un árbol, una joven llorando porque no le hacían caso y un Cupido tirándose de los pelos al ver dos nueves en la misma columna.

1 comentarios:

pepe dijo...

Un mal día lo tiene cualquiera.
Muy original, muy de tu estilo.
Me gustó.

Publicar un comentario